¡La burbuja es falsa!

Cada vez somos más los que invertimos en Bitcoin, pero como te habrás dado cuenta desde que empezaste a conocerla, muchos hablan del tan temido FENOMENO DE LA BURBUJA, y como ella nos afectaría. Hoy en CoinPreacher, intentaremos explicártelo de la manera más sencilla posible.

Para que lo entiendas, una “burbuja” se proyecta (en teoría) cuando el valor de un activo comienza a subir de manera abrupta o anormal por mucho tiempo, provocada principalmente por la especulación (estimación monetaria dada por los compradores de un producto con características novedosas, que pueden ser vendidas a mayor costo en el futuro, volatilidad de precios), hasta que este crecimiento colapsa debido al espiral que se forma y ya nadie está dispuesto a comprar por lo que se hace casi imposible vender. Entonces la “burbuja” estalla y vuelve su valor a cero o incluso inferior (deudas).

Como dijimos, las causas que rodean a una Burbuja son teóricas, aún no se puede determinar a ciencia cierta cómo o cuándo estamos frente a una, y eso que hemos sido espectadores de burbujas que nacen sin especulación o con
racionalidad limitada; por lo que pueden ser originadas por procesos de coordinación de precios o normas sociales emergentes; las más recordadas son la Crisis de los Tulipanes del siglo XVII, la Gran Depresión de U.S.A. de 1930, la
Burbuja Inmobiliaria japonesa de los 90’, el Estallido del “.com” en los 2000, y un par más que puedes indagar en Google.

¿Pero y entonces, defender o criticar dicho evento?

Si bien el Bitcoin ha tenido una vida mayoritariamente en alza a pesar de su inestable balance, nunca ha atravesado una crisis como tal, asique no podemos asegurar como reaccionará ante una. Sin embargo, las criptomonedas tienen a favor su dependencia a la cadena de bloques (tecnología blockchain), y no depende de ningún banco o institución, como lo es el caso de los ejemplos de burbuja mencionados antes.

Comenzaron a vincular el Bitcoin con las burbujas, cuando alcazó los 17.000 dolares y cayó drásticamente a 1.000. Los expertos aluden a un comportamiento de rebaño como sucedió con los tulipanes donde uno solo llegó a costar un equivalente actual de 2.5 millones de dólares y al día siguiente quisieron vender un lote a 2.7 millones, pero nadie lo pudo comprar.

Pero el Bitcoin y las otras criptomonedas tienen diferencias gigantescas con la economía tradicional como su respaldo social, ya que, aunque la burbuja llegase a explotar, la sociedad alentada por la comunidad que la creó, aún la seguirá aceptando como medio de pago ya que son los principales reguladores de este gracias al BlockChain. A diferencia del dólar o el euro que dependen de un organismo regulador como la Reserva Federal o el Banco Central Europeo, que tienen el poder de emisión del mismo dinero.

Además, una burbuja también tiene que ver con el Ciclo de regulación o impulso cuantitativo que proporcionan las instituciones financieras de un país, donde básicamente inyectan dinero para que llegue a los consumidores de hasta abajo para que creen sus propios negocios y la economía se reactive, en efecto, esto significa prestarles dinero a los bancos, casas de bolsa o intermediarios a una tasa de interés muy baja… deuda que tarde o temprano debe ser pagada con dinero que no existe realmente. Cosa que con las criptodivisas es imposible de realizar debido a que no pertenece a ninguna entidad.

Si bien Bitcoin no es una empresa, no es un pagaré de gobierno, ni un metal (como el oro del dólar), no es nada cuyo precio no está sujeto a nada más que la demanda u oferta; es un sistema financiero digital que les grita al mundo la posibilidad de realizar transacciones sin tener que usar dinero, destruyendo todo el sistema de denominación, porque quien maneja el dinero, maneja todo el intercambio, y a través de esto maneja TU vida. Bitcoin le quita todo ese poder al Banco Central de subir o bajar tasas que arruina o hace más difícil la vida a la gente. Como este punto no limita a la moneda digital, cuando se empiecen a hacer pagos tan normales como la compra de pan o un café, la moneda tendrá valor por sí misma.

¿Entonces en qué quedamos?

De reventar la burbuja, lo que sucederá es que los mismos usuarios actuales y el mercado que la utiliza, la respaldará para mantener su circulación; llevándola a un valor real en función de su aceptación y uso social.

Y a pesar de que hoy está un poco sobrevalorada, de existir, esta burbuja no es tan colosal como otros casos, debido a que estas crisis están vinculadas a grandes cantidades de dinero o con empresas en particular… pero aquí no hay
nada de eso, sino que personas que forman la cadena de bloques. Más que una burbuja reventándose, seria un reinicio de valores, pero jamás sería una desaparición de las criptomonedas ya que para ello tendría que dejar de existir su tecnología (y con ella, todas las nuevas tecnologías), y como es un medio de pago en muchos lugares, más difícil aún.

Sólo si en el futuro se pierden estás características de libertad frente a regulaciones por parte de entes financieros, su precio podría desplomarse; pero hasta entonces no podríamos hablar de una burbuja real.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe Contenido Exclusivo del Mundo Cripto

Suscribete a Coin Preacher y recibe informacion exlusiva al mundo cripto directo a tu correo

A %d blogueros les gusta esto: