¿Qué #/$&%! son las ICO’s?

Trataré de explicártelo de la manera más sencilla posible, desde su función, ventajas y porque últimamente se habla tanto de ellas.

Si bien las ICO son sólo una cara de las criptomonedas, su importancia recae en que como cada día aparecen nuevas divisas digitales, muchas nacen gracias a una OFERTA INICIAL DE MONEDA (Initial Coin Offering), bastante parecido a las Ofertas Públicas de Venta que hacen las empresas al salir a bolsa, ofreciendo acciones a los posibles inversores a cambio de dinero. En resumidas cuentas, una ICO es la forma de obtener financiamiento para nuevos proyectos empresariales, en este caso Criptomonedas.

Como sabemos, hoy las monedas virtuales como el Bitcoin o el Ethereum gozan de mucha popularidad y por sobre todo son una evolución no tan sólo financiera, sino también tecnológica; pues todo el proceso de su creación tiene un coste generalmente alto. Algo parecido al crowdfunding, se buscan personas que quieran invertir a cambio de monedas alternativas o pre-minadas antes de su lanzamiento.

Recuerda que la tecnología de blockchain tiene muchas utilidades, y para su uso se necesitan fichas (tokens). Los inversores de ICO apuestan no por la moneda y su posible valor (aunque también crecen tus posibilidades de altas ganancias sólo por su valor), sino que por el foco de los proyectos en cuestión. Pero OJO, hay casos exitosos de ICO’s como Ethereum que, gracias a su recaudación de 18 millones de dólares, logró lanzarse con éxito; también existen inescrupulosos que sólo buscan llenarse los bolsillos con falsos proyectos (revisa nuestra nota En qué fijarse para elegir la Altcoin correcta).

Entre sus ventajas encontramos el que los autores de una criptomoneda puedan financiar sus proyectos sin tener que depender del capital de riesgo de un banco u otros inversores más tradicionales, nacimiento libre. Además, es una forma directa de financiar empresas innovadoras por parte de personas naturales que no disponen de un inmenso capital.

Obviamente, como cualquier inversión, existen muchos factores de riesgo al participar en una ICO. Que el proyecto no resulte como se esperaba, que sus monedas no tengan un valor importante, o como dijimos antes… se trata de una estafa. Nada que no suceda en el “mundo real”. Pero también podemos encontrar problemas como la incorrecta seguridad de los tokens como sucedió con el proyecto DAO, donde se robaron más de 150 millones de dólares que provenía de quienes creyeron en él. Otro riesgo muy importante es que, como todas las criptodivisas, no están reguladas por ninguna entidad que pueda tener control del dinero y de sus impuestos (algo que sí les molesta a los gobiernos). Que estas ICO pudieran terminar usándose en actividades delictivas como el terrorismo, por dar un ejemplo.

Según varios medios y expertos, podríamos llegar al punto en que sea ilegal financiar una ICO, como en China o Corea del Sur, que ya están tomando medidas al respecto; pero por lo menos ya sabes que mierda son.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe Contenido Exclusivo del Mundo Cripto

Suscribete a Coin Preacher y recibe informacion exlusiva al mundo cripto directo a tu correo

A %d blogueros les gusta esto: